DECLARACIÓN POLÍTICA DEL PRIMER COMITÉ DE IMPULSO DEL ENCUENTRO NACIONAL DE ESTUDIANTES DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Posted by Mesa Amplia Nacional Estudiantil - MANE Colombia On martes, 2 de junio de 2015 0 comentarios
(REALIZADO EN BOGOTÁ EL 23 DE MAYO DE 2015)

El abandono de la educación superior ha sido una política de Estado, prueba de ello es que durante los Gobiernos de los últimos 25 años, incluído el de Santos, la política educativa se ha diseñado e implementado de espaldas al país y a la comunidad académica, acompañada de una alta dosis de demagogia. La gestión del actual Gobierno ha suscitado la queja de la casi totalidad del sector educativo pues su política responde a los mandatos imperialistas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, y el Banco Mundial, a estudios de USAID, asesorías de la fundación FORD; entre otras agencias que están claramente comprometidas con hacer de la educación superior un vil negocio de las trasnacionales y del capital financiero.


Las universidades públicas del país soportan un déficit superior a $13 billones de pesos, el congelamiento de la planta docente acompañada de pésimas condiciones labores, incrementos desmedidos de cobertura y degradación académica, el desmonte de contenidos científicos de los pensum y una regionalización sobre la base de programas “especiales” con altos costos para los estudiantes y de dudosa calidad; sumado a esto el Gobierno de Santos impone políticas como el Acuerdo por lo Superior 2034, la Ley de Inspección y Vigilancia, la Ley de Alianzas Público- Privadas y el Plan Nacional de Desarrollo que buscan cercenar y limitar la calidad de la educación, supeditándola al control férreo del MEN y al endeudamiento de las universidades a través del FINDETER y FODESEP. Por la misma vía, los programas ser “Pilo Paga” y “Tú Eliges” elevan el endeudamiento de estudiantes y sus familias a Política de Estado. En este marco se inscriben las diferentes reformas académico-administrativas y estatutarias que se tramitan en varias universidades del país las cuales pretenden implementar dicho modelo educativo. En medio de esta condición se han producido cambios en la composición de los órganos de gobierno y directivos profundizando la antidemocracia y pérdida de autonomía de lasIES, reflejada también al deslegitimar y perseguir las expresiones democráticas dentro de la universidad. 

Santos I se caracterizó por promover el crédito a la demanda, hasta endeudar a más de 540 mil jóvenes en el país, Santos II suma a lo anterior el crédito a la oferta, con lo que busca endeudar a las Universidades Públicas y convertirlas en botín del capital financiero. Igualmente, el PND 2014-2018 concibe la educación como un instrumento de “movilidad social” y no como un derecho fundamental. En síntesis, el objetivo de Santos y Parody es desfinanciar la educación pública y aumentar las arcas del ICETEX, anular la autonomía y la democracia de las universidades dejándolas al azar del mercado, borrar del léxico universitario la ciencia, la cultura, el arte, las humanidades, la tecnología y la investigación. 

La MANE ha sido uno de los referentes organizativos más importantes en la historia del movimiento estudiantil colombiano, sus aciertos en términos no solo de movilización, sino también programáticos recopilados en el programa mínimo y en la Propuesta Alternativa de Ley de Educación Superior, siguen vigentes y apuntan a solucionar las causas coyunturales y estructurales de la crisis de la educación superior en Colombia. Sin embargo, es importante mejorar su condición organizativa que está relacionada con la democratización de su estructura, para vincular a los estudiantes en su conjunto; a si mismo incrementar la comprensión del estudiantado sobre las políticas educativas que privatizan la educación y la convierten en un vulgar negocio del capital financiero, acumular fuerzas y aumentar los niveles de movilización y protesta contra estas lesivas políticas. No podemos olvidar el camino recorrido por la MANE, para avanzar y dar así un salto cualitativo en la organización estudiantil que reclama nuestro país, donde las regiones serán fundamentales en el empoderamiento de las bases estudiantiles, en la definición de sus mecanismos de participación a nivel nacional y en la defensa de nuestras banderas de lucha. 

En ese sentido las tareas venideras deben centrarse en orientar una lucha articulada nacional en defensa de la educación como derecho fundamental y bien común en la que se aporte al diagnóstico de las políticas educativas del Gobierno desde las problemáticas de cada una de las IES y se construyan propuestas concretas y unificadas en un sentir conjunto del movimiento estudiantil. Para ello, se debe planificar, evaluar y concretar tareas de movilización y protesta en contra de la política educativa del Gobierno Nacional y a su vez apuntar a desarrollar una estructura organizativa estudiantil nacional que permita elevar y posicionar al sector educativo en la agenda política del país. Desde ahora hasta el II comité el compromiso será desarrollar encuentros regionales, que contribuyan al diagnóstico de las IES y la elaboración de propuestas. 

El 9 de septiembre colmaremos las calles una vez más, las consignas de incremento presupuestal, democracia y dignidad educativa, acompañados de un rechazo contundente a la política educativa del santismo, la exigencia de que en el Presupuesto General de la Nación se incluya un plan de salvamento presupuestal para las Universidades Públicas y el anuncio al país de la convocatoria al Encuentro Nacional de Estudiantes de la Educación Superior ENEES serán las banderas que agitaremos durante esta jornada, eso aunado a las luchas que se estén adelantando en cada región. Invitamos a todos y todas las estudiantes del país, grupos culturales, deportivos, de estudio, organizaciones, instituciones de educación superior y demás a participar en el segundo comité de impulso del ENEES que se llevará a cabo el 26 y 27 de Septiembre en la ciudad de Manizales y cuyo objetivo será hacer un balance de las tareas emprendidas hasta el momento, promover nuevas movilizaciones y precisar los objetivos y agenda del ENEES que se llevará a cabo en el mes de noviembre. 

Apoyamos y exigimos que se respeten los procesos de movilización y organización estudiantil en el marco de las reformas académico-administrativas que se vienen desarrollando en diferentes instituciones del país. A su vez, rechazamos las amenazas y persecuciones que recientemente han llegado a estudiantes y profesores de diferentes universidades; recalcamos que nuestra forma de lucha es masiva, democrática y creativa y que la universidad es un centro de ideas y tales comportamientos la desnaturalizan. 

Los y las estudiantes de Colombia alzamos nuestras voces nuevamente y volvemos a las calles a denunciar el abandono a la educación superior por parte del gobierno nacional. 

Por la defensa de la educación como derecho fundamental y bien común, construyamos nuestro Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior
Leer más...

Carta abierta en rechazo al Plan de Desarrollo

Posted by Mesa Amplia Nacional Estudiantil - MANE Colombia On martes, 28 de abril de 2015 0 comentarios


Bogotá, abril de 2015

SEÑORES

JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN
PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
GINA PARODY D’ECHEONA
MINISTRA DE EDUCACIÓN NACIONAL

CONGRESO DE LA REPÚBLICA

Asunto: Estudiantes colombianos rechazan Plan Nacional de Desarrollo y mantienen defensa de la educación como derecho fundamental y bien común

La deuda del Estado a las 32 universidades públicas del país que supera los 13 billones de pesos, la profundización de la educación pública y privada como negocio y no como derecho fundamental y bien común, la corrupción con los recursos de la educación en instituciones privadas y las constantes denuncias de las comunidades académicas del país, permiten concluir que el modelo de educación superior colombiano se encuentra en la más profunda crisis de la historia del país. Contrario a toda lógica, la política educativa de Juan Manuel Santos y la Ministra Gina Parody, trazada en el Plan Nacional de Desarrollo –PND- 2014-2018 “Todos por un nuevo país, equidad, paz y educación”, consiste en profundizar las causas que hoy tienen postrada a la educación superior del país.
El Gobierno se ha propuesto, una vez más, desvirtuar el carácter de la universidad pública mediante el endeudamiento con entidades financieras, como supuesta solución a la crisis presupuestal de dichas instituciones. Dicho endeudamiento se realizaría mediante los fondos de crédito FINDETER, llevando recursos privados a obtener ganancias en las universidades públicas. Como si fuera poco, el Plan de Desarrollo abre la puerta para que mediante Alianzas Público Privadas operadores particulares construyan y tengan en concesión, hasta por 20 años, bienes inmuebles de las universidades públicas.
Además, en el Plan de Desarrollo se plantea que programas como “Ser Pilo Paga” se conviertan en la política de Estado, llevando recursos públicos a las universidades privadas y desconociendo el derecho fundamental a la educación pública, gratuita y de calidad para privilegiar sólo a una proporción menor de los jóvenes que demandan acceso a instituciones de formación superior. 
El Plan también plantea  la creación del Sistema Nacional de Educación Terciaria, para equiparar toda la educación post secundaria, es decir, para unir en un mismo sistema la educación profesional, tecnológica y técnica con la “educación para el desarrollo y el desarrollo humano”, es decir, todos los cursos de más de 160 horas. Se engrosará la cobertura del 45% al 60% sin una política de acceso, permanencia y alta calidad y se nivelará por lo bajo a la educación post secundaria, por supuesto, dentro de la lógica de reproducción de mano de obra mal pagada y mal calificada.
La situación se vuelve aún más cuestionable cuando se escucha a Juan Manuel Santos profesar que se está trabajando por una universidad para la paz que elimine de manera sustancial la brecha entre ricos y pobres que existe en el país. Evidenciamos que las medidas planteadas en el Plan Nacional de Desarrollo constituyen la implementación del  "Acuerdo por lo Superior 2034" y las recomendaciones de la OCDE. Es por esto que los estudiantes universitarios de Colombia firmantes de esta carta, exigimos al Gobierno Nacional:
1.    Retirar todos los artículos del Plan Nacional de Desarrollo en materia de educación superior.
2.    Incorporar un Plan para "el rescate de las Universidades públicas" que contemple: a) Un plan para pagar el déficit de las Universidades públicas y; b) Un plan de financiamiento progresivo en aumento para la base presupuestal de las Instituciones de Educación Superior públicas.
3.    Derogar la Ley de Inspección y Vigilancia y abrir un debate frente a los mecanismos para la democratización de las universidades como forma de controlar la corrupción y de regular la educación privada.
4.    Garantizar el control del lucro en la educación prohibiendo de forma efectiva y real la apropiación de las matrículas de los estudiantes, las Alianzas Público Privadas en infraestructura y el negocio del capital financiero con el endeudamiento de estudiantes e instituciones.
5.    Respetar las decisiones de la comunidad universitaria en la elección de rectores y directivas que se han desarrollado en el país.
Es por ese motivo que los estudiantes de Colombia alzamos nuestras voces nuevamente y volvemos a las calles a  denunciar  la lesiva propuesta de Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018; reiteramos la defensa de la educación como derecho fundamental y bien común; y exigimos que el Gobierno Nacional atienda las exigencias planteadas en la presente carta.

Atentamente,
Leer más...

LA DEMOCRACIA EN LAS UNIVERSIDADES DEBE SER UNA EXIGENCIA DE TODO EL PAÍS

Posted by Mesa Amplia Nacional Estudiantil - MANE Colombia On martes, 24 de marzo de 2015 1 comentarios
El pasado 18 de marzo se llevó a cabo la consulta para la designación de Rector de la Universidad Nacional de Colombia. En ella el profesor Mario Hernández, abanderando un programa construido por estudiantes, trabajadores y profesores defendiendo el carácter nacional, público y estatal de la UN, ganó la consulta con una participación histórica.

Por la normatividad establecida, queda en manos del Consejo Superior, CSU, designar al rector para los próximos 3 años. Este órgano compuesto por tan solo nueve (9) miembros, controlado directa e indirectamente por el gobierno nacional, que tiene la potestad de definir las directivas y el rumbo de la Universidad sesionará este miércoles 25 de marzo. Mecanismo perverso con el cual se ha hecho caso omiso de la voz de la comunidad universitaria históricamente y le ha permitido al gobierno avanzar en la política de autofinanciación y disminución de la calidad académica en las universidades del país y en la Universidad Nacional de Colombia, en particular.

Por esta razón, invitamos a la sociedad colombiana a exigirle al Gobierno Nacional no sólo que respete la decisión de la comunidad universitaria de la UN, sino que se establezcan mecanismos reales de participación en los claustros educativos como mecanismo para fundar la democracia en nuestro país. Como quedó consignado en el borrador de ley que construyó el movimiento estudiantil en 2012, la Democracia y el Cogobierno son base de la autonomía y son entendidos como “la participación activa y decisoria de las comunidades educativas para definir el rumbo de las IES en todos sus aspectos y a través del ejercicio democrático al interior de las mismas en sus múltiples escenarios.”

Está en juego si se respeta la voluntad de la comunidad universitaria o se ratifica la política que ha venido primando al interior del Alma Máter y que tiene a la universidad de los colombianos atravesando la peor crisis de su historia. Es por ello que invitamos a todos los y las estudiantes a alzar las voces en alto para hacer de la Democracia una realidad de la vida universitaria. 

Por un país con soberanía, democracia y paz,
MESA AMPLIA NACIONAL ESTUDIANTIL.
Leer más...

La MANE respalda la Gran Movilización Nacional del 19 de marzo

Posted by Mesa Amplia Nacional Estudiantil - MANE Colombia On jueves, 19 de marzo de 2015 0 comentarios





La Central Unitaria de Trabajadores, CUT, ha convocado una Gran Jornada de Movilización Nacional para este jueves 19 de marzo que tiene como propósito rechazar el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno Santos, y respaldar la negociación con todas las organizaciones estatales que han presentado sus pliegos al gobierno nacional. A la movilización se han sumado Fecode, por el mejoramiento sustancial de las condiciones salariales y prestacionales de los trabajadores de la educación, Sintraunicol, en respaldo al pliego de peticiones de los trabajadores oficiales;  la USO, como preparación para el paro indefinido que iniciará antes del 26 de marzo por  las intenciones del gobierno de Juan Manuel Santos de privatizar, enajenar o vender los activos de Ecopetrol, la violación de los derechos de los trabajadores y la masacre laboral que ya ha cobrado miles de empleos de contratistas desvinculados, y Anthoc en defensa del pliego nacional sectorial de la salud. Tan relevante protesta se suma a la que vienen adelantando por cerca de un mes los camioneros del país, por el incremento de la tabla de fletes y los altos precios de los combustibles, entre otras justas peticiones.

Las organizaciones promotoras de la movilización tienen un importante punto de convergencia con el movimiento estudiantil en el rechazo categórico al lesivo Plan Nacional de Desarrollo, PND. En lo referente a las medidas educativas propuestas en el Plan, el Gobierno responde al pie de la letra las “recomendaciones” de la OCDE para el país, al imponer para Colombia el endeudamiento masivo de estudiantes e instituciones, acompañado del modelo de financiación de infraestructura educativa que promueve la inversión en la educación con un ánimo de lucro a través de las Alianzas Público Privadas, los créditos-beca a cuentagotas y la homogenización de la formación postsecundaria por medio de un sistema de educación terciaria, que no reconoce las sustanciales diferencias que existen entre la educación técnica, tecnológica, universitaria y la educación para el trabajo; al igual que el pisoteo a la autonomía universitaria, por medio de la Ley de Inspección y Vigilancia que busca meterle mano, desde el gobierno, más directamente al rumbo de las IES.

La experiencia ha demostrado que solo con organización y movilización masiva y creativa es posible contrarrestar las nocivas políticas que el Gobierno Santos pretende imponer a las y los colombianos, y en consecuencia el mensaje para el Gobierno Nacional debe ser claro: ni los trabajadores oficiales, ni la comunidad educativa deben pagar los platos rotos de la crisis de financiación del gobierno, en ciernes por cuenta de la caída mundial del precio del petróleo. En tal sentido, es preciso que desde los distintos sectores democráticos articulemos nuestras luchas y  por esto invitamos a oponernos al nefasto Plan Nacional de Desarrollo de Juan Manuel Santos que atenta contra el derecho a la educación.

El movimiento estudiantil adelantará una Jornada Nacional de movilización el próximo 25 de Marzo, contra el PND y  en defensa de la educación como Derecho Fundamental y Bien Común, con las siguientes exigencias al gobierno: i) el retiro de todos los artículos educativos que están en el PND; ii) la derogación de la Ley de Inspección y Vigilancia; iii) el pago del déficit a las universidades públicas que está cercano a los 13 billones de pesos y el cambio del modelo de financiación para estas universidades; y iv) el rechazo al lucro en la educación superior. De esta manera, extendemos el llamado al estudiantado, al profesorado, a los trabajadores y a los sectores democráticos del país para luchar, de manera masiva, articulada y creativa, por una educación para un país por soberanía, democracia y paz. 

Mesa Amplia Nacional Estudiantil, MANE

16 de marzo de 2015

Leer más...

Llamamiento a los y las estudiantes de Colombia

Posted by Mesa Amplia Nacional Estudiantil - MANE Colombia On miércoles, 18 de marzo de 2015 3 comentarios
Para que germinen las transformaciones y se reactiven los sueños de una educación para un país con Soberanía, Democracia y paz

Las estudiantes y los estudiantes nos caracterizamos por ser portadores de  las semillas de la pregunta y la crítica; por aportar a la construcción de pensamiento nacional y no tragar entero; los/as estudiantes Colombianas somos herederas de una tradición de rebeldía y pensamiento alternativo expresado en un movimiento estudiantil que desde hace muchos años ha trabajado incansablemente por las transformaciones que nuestro país necesita. En el último periodo ese legado lo constituye la importante experiencia organizativa, programática y de movilización que constituyó la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), y es por eso que hoy,  como herederos/as de esta tradición nos volvemos a poner de pie dispuestos/as a asumir nuestro compromiso con el cambio que necesitan nuestro sistema educativo, nuestra educación superior y nuestro país.

El modelo de educación superior del gobierno de Juan Manuel Santos busca convertir la educación  en  una mercancía. Estas intenciones han quedado claras en el pasado, con el fallido proyecto de reforma a la ley 30 de 1992 adelantado en el año 2011, así como en el inconsulto y antidemocrático “Acuerdo por lo superior 2034”. En la actualidad, nos encontramos ante la discusión del  Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2014-2018 construido a la sazón de las exigencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Aprovechando la falacia de Colombia “la más educada” divulgada por el Gobierno, se crea un sistema de educación nacional terciaria que le quita su lugar  a la universidad, da marcos nuevos de cualificación que flexibilizan las dinámicas académicas para comerciarlas y vincularlas a los intereses del mercado. Como si fuera poco el PND de Santos, que pretende modificar más de 50 leyes del país sin el debate suficiente, profundiza el endeudamiento de familias enteras y de las instituciones de educación superior públicas como modelo de financiamiento, y a su vez, preserva el lucro como móvil de la educación superior tanto el sistema público como en el privado, al incluir las Alianzas Público Privadas como herramienta para construir infraestructura educativa, entre otras tantas medidas que, se pretende, se conviertan en ley sin haber sido consultadas o debatidas con las comunidades educativas. El rechazo a tales medidas ha sido creciente como lo dejan claro los constantes  pronunciamientos de rechazo al PND por parte de estudiantes,  profesores/as, trabajadores/as  y directivas.

Paralelamente la ostentosa política  “Ser pilo paga” vuelve privilegio de unos pocos pilos el derecho de todos y todas, reduciendo la educación a unos pocos que superen todos los embates del sistema educativo, para luego hacer parte del gran engaño a la sociedad colombiana, ya que estas becas no terminan siendo más que créditos. Es indignante ver cómo el dinero destinado a este programa excluyente y engañoso, podría ser INVERTIDO EN solucionar el déficit de cerca de 13 billones que padecen las universidades públicas. Contrario a esto, el gobierno ha puesto el dinero público a subsidiar a las universidades privadas de elite.

Finalmente, Santos y Parody pisotean por completo la autonomía universitaria pretendiendo vigilar y controlar el que hacer de las Instituciones de educación superior  a través  de la “ley de inspección y vigilancia” aprobada a hurtadillas y de espaldas a la comunidad educativa. Esta Ley no solucionará los problemas de corrupción y malos manejos tanto en instituciones privadas como públicas, ya que estos radican en la misma Ley 30 de 1992 y en la actitud despectiva del Gobierno, que por medio  de pañitos de agua tibia y mentiras televisadas masivamente ha pretendido ‘solucionar’ esta grave crisis. Nosotros/as hemos defendido la bandera de la autonomía y la democracia universitaria como elementos fundamentales para construir una universidad plural y conectada con los problemas de nuestra nación, pero el gobierno ha optado por violar sistemáticamente las libertades democráticas de las comunidades educativas que levantan su voz para poner en cuestión la situación imperante.
Esta nueva agresión al derecho a la educación superior implica un gran riesgo para el futuro de la sociedad colombiana. Es por ello que como estudiantes debemos decidir si estamos dispuestos/as a estar a la altura del reto histórico que se nos presenta, reactivando la movilización y la construcción de propuestas desde cada uno de nuestros claustros, fortaleciendo nuestros procesos organizativos con la participación de los más diversos sectores y actores bajo el emblema de la unidad del movimiento estudiantil y el objetivo de abrirle paso a una educación substancialmente distinta producto del debate abierto y franco.
Levantémonos a construir movilización estudiantil desde la base, alzando la bandera EN CONTRA DEL PND Y EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN COMO DERECHO FUNDAMENTAL Y BIEN COMÚN y exigiéndole  al gobierno:

1.            Retirar todos los artículos referentes a educación del PND y en su lugar incorporar un plan de financiación y rescate de  la educación pública en el que se proyecte el pago del déficit, y un  aumento progresivo del presupuesto directo a las Universidades e instituciones públicas.
2.            Derogar la ley de inspección y vigilancia por ser, en contenido y forma, antidemocrática y violatoria de la Autonomía. Reclamamos la construcción y el respeto a los mecanismos de democratización de las universidades como forma para hacer frente a la corrupción
3.            Respetar la decisión de la comunidad educativa en las consultas para la elección de rector en las distintas IES.
4.            Rechazar el lucro en la educación superior, tanto pública como privada.

Rechazamos tajantemente el ánimo de lucro en la educación superior, el abandono al que el estado ha sometido las universidades públicas, la política de endeudamiento hacia el pueblo colombiano como modelo de financiamiento. Exigimos escenarios de diálogo con las comunidades académicas que permitan acordar el modelo de educación superior más adecuado para nuestro país.

Somos conscientes de que queda mucho por debatir y proponer desde todas las universidades e instituciones educativas, por lo que proponemos una agenda que posibilite estos escenarios desde las regiones. Esto empieza generando espacios en las IES para discutir los problemas particulares, las necesidades más concretas y sentidas de nosotros/as como estudiantes y la relación con la condición nacional de la educación.

 Como muestra de indignación y de la construcción de caminos de unidad, invitamos a encontrarnos en un nuevo escenario de movilización nacional el próximo 25 de Marzo en CONTRA DEL PND Y EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN COMO DERECHO FUNDAMENTAL Y BIEN COMÚN. Finalmente, como sembradores/as de un país con Soberanía, democracia y paz, nos unimos a los esfuerzos de los distintos sectores sociales y populares por la transformación del país y saludamos la jornada de movilización por la paz con justicia social del próximo 9 de Abril.

Estudiantes de Colombia: ¡Ha llegado la hora de encontrarnos de nuevo, de superar nuestros errores y mostrarle al país un movimiento estudiantil activo, crítico y propositivo, definitivamente decidido a fabricar su futuro y construir una nueva educación para un país con Soberanía, Democracia y Paz! Los y las invitamos a participar del  Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior en el mes de Abril.

¡Nos vemos en el Encuentro Nacional de Estudiantes de educación Superior!
¡Nos vemos en la lucha por una nueva educación!





Leer más...